TELÉFONOS:

(443) 315-29-66 (443) 315-29-67

Hipertensión arterial en niños y adolescentes.

Hipertensión arterial en niños y adolescentes.


La perspectiva clínica de la tensión arterial (TA) en edad pediátrica ha cambiado en los últimos años como consecuencia de la medida regular de la TA y de un mejor conocimiento de los valores de normalidad que son variables a lo largo del crecimiento y desarrollo, además de considerar a la OBESIDAD como una enfermedad que significa un alto riesgo para desarrollar HIPERTENSION ARTERIAL en este grupo etario o poblacional. Ello hace posible la detección de HTA en niños tanto en presencia de sintomatología clínica como en su ausencia de la misma.

El objetivo de la medida de la TA en pediatría es identificar a aquellos niños o adolescentes susceptibles de desarrollar Hipertensión Arterial  en alguna etapa de su vida como adulto.

Una de las características más importantes de la TA en la infancia es que es un parámetro variable, con una amplia variacion de los valores de TA que aumentan progresivamente conforme avanza en edad el paciente pediátrico, además de considerar que las diferencias en el sexo, peso y talla, también son factores a tomar en cuenta en el momento de  ser certeros en los casos en que estemos frente a un paciente pediátrico con cifras tensiónales elevadas.

 Aunque son varios los estudios que hacen referencia a los valores de normalidad de la TA en niños y adolescentes, los más aceptados internacionalmente son los de la Task Force for Blood Presure in Children publicados en 1987, basados en la medida de la TA en más de 70.000 niños con edades comprendidas desde el nacimiento hasta los 18 años.

En condiciones fisiológicas, el aumento de la TA varía según la edad. Durante el primer mes de vida la TA sistólica aumenta de forma rápida, enlenteciendose posteriormente hasta la edad de 5 años. Entre esta edad y el inicio de la pubertad, la TA sistólica aumenta a un 0,5-1 mmHg por año, con mínimas diferencias entre niños y niñas. La edad comprendida entre 13 y 18 años se caracteriza por un notable incremento de los valores de TA, siendo más evidente en los niños que en las niñas, alcanzando, lo que refleja un desarrollo puberal más tardío y la mayor masa corporal.

En base a estas observaciones, se define HTA en la infancia cuando las TA sistólica y/o diastólica se encuentran en más de 2 registros o tomas consecutivas  por encima del percentil 95  para edad, sexo y talla según las tablas de normalización. Y a partir de la definición de HTA, podemos decir que hay 2 variaciones en la HTA, la primera seria una HTA SIGNIFICATICA y la segunda es una HTA SEVERA.

El mayor porcentaje de los niños a los que se les diagnostica HTA, la causa es SECUNDARIA, siendo las causas renales, parenquimatosas o vasculares las más frecuentemente diagnosticadas, pero donde la causa de la HTA también puede tener un origen endocrinológico, neurológico y tumoral y en el caso de la HTA ESENCIAL o PRIMARIA, las causas pueden ser por alteraciones vasculares de la arteria renal, transitoria en aquellos pacientes sometidos a cirugías prolongadas o muy invasivas.

Frente a la creencia de que la HTA  era habitualmente una enfermedad crónica de los adultos, desde hace mas de 2 décadas de estudios y  hoy en día se sabe  que la HTA  puede estar ya presente en los niños sino que además la HTA del adulto puede tener sus raíces en época pediátrica.

La evaluación y estudio  de la HTA y su origen o causa es llevada por el Médico especialista en este caso por un NEFROLOGO PEDIATRA o CARDIOLOGO PEDIATRA, de una manera sencilla al inicio del estudio, hasta lo más complejo conforme se vaya avanzando en la evaluación de este grupo de pacientes hipertensos.

Cuando debemos acudir con nuestro hijo al NEFROLOGO PEDIATRA? :

  1. Antecedente de prematurez extrema
  2. Antecedentes familiares (padres o abuelos hipertensos)
  3. Antecedentes de traumas abdominales.
  4. Infección de vías urinarias crónicas y recurrentes
  5. Enfermedad renal ya diagnosticada o conocida
  6. Enfermedad cardiaca congénita o adquirida a temprana edad
  7. Ingesta crónica o repetida de antiinflamatorios.

RECUERDEN PAPAS ¡¡¡¡ LA HIPERTENSION ARTERIAL ES UNA ENFERMEDAD SILENCIOSA.

DR. JAIME BONILLA DELGADO

PEDIATRA – NEFROLOGO

HOSPITAL SANATORIO DE LA LUZ MORELIA

443 315 29 66 y 443 315 29 67